Crecer desde la tierra. Curuguaty. Paraguay

Arch Daily. curadora Clara Ott

Edificio de Oficinas Curuguaty. Paraguay

Arquitectos: Mínimo Común Arquitectura

Área: 240 m²

Año: 2021

Fotografías de Daniel Ojeda

Memoria de los arquitectos

Proyecto de edificio de oficinas ubicado en Curuguaty, a 350 km de la capital del Paraguay, Asunción, en una zona agrícola y ganadera. El dilema es cómo construir en medio de la nada. Los procesos están ordenados en cinco ideas, que reflejan la intención del proyecto.

1. El suelo: Primero, el territorio tenía que ser controlado de manera sutil. Una línea imaginaria en el paisaje permitió observar lo que sucedía en el entorno, protegiéndonos de otros animales e insectos al mismo tiempo que los protegíamos. Se creó una plataforma para permitirnos elevarnos a 1,5 metros del suelo.

2. La Cubierta: Una vez que se logró el control sobre el territorio, se necesitaba proyectar una sombra. Esta es la primera condición necesaria en un clima donde los 45 grados centígrados son una situación cotidiana.

Una sombra que cobija la propia construcción, dirige los vientos y recoge las aguas, dando cobijo a los trabajadores en su propio proceso constructivo, y luego salvaguardando la interacción de los usuarios.

Una vez que se entendió la importancia de la sombra, se buscó una forma de lograrla de una manera ligera y económica. Se descubrió que los alambres son un elemento muy eficiente.

La catenaria nos sonreía.

La estructura funcionaría como un diagrama de momentos flectores, los perfiles IPN en los extremos funcionarían solo en compresión y las cuerdas de tracción proporcionarían 45 metros de luz con la sencillez de una traza en el aire.

3. Materialidad: No había muchas opciones de materiales a la hora de construir las oficinas. Fueron construidos completamente de tierra, fabricando cada ladrillo en el sitio, con el uso de una prensa. Solo se transportaron al sitio los materiales que no pudieron ser dañados en el camino, como hierro, cuerda y cemento. El resto lo proporcionó la tierra.

4. La sombrilla: protegerse del sol y proporcionar privacidad a las oficinas era una necesidad imperiosa. El paisaje se entiende de forma diferente desde el interior en la proximidad a los muros. Desde el horizonte, la vida cotidiana dentro de estos muros transparentes se pierde en las sombras.

Esta sombrilla fue construida con el mismo material que las paredes, de tierra, pero esta vez sin cemento. Esto nos permitió borrarlo con agua, dejando solo las líneas de mortero, como sucedería con el paso del tiempo. Una vez más, la tierra fue devuelta al suelo. A la vida.

5. Agua: Aprovechando la curva de la catenaria, se recoge el agua de lluvia, permitiendo su reutilización. Se bombea hasta el punto más alto de las placas y luego se distribuye, enfriando así todo el techo, en un circuito constante de microclima generando frío y humedad para humanos y plantas que con el paso del tiempo acabarán apoderándose de todo el proyecto.

Esta breve descripción, sincera y sin mucho preámbulo es nuestra declaración de intenciones y amor al mundo, escrita en piedra o ladrillos o mejor dicho, escrita en tierra.

Galería de proyectos

ver también

Publicado por

hugoklico

Arquitecto. Argentino/Español. editor. distribuidor de libros ilustrados

3 comentarios en «Crecer desde la tierra. Curuguaty. Paraguay»

  1. Muy interesante…
    me da la impresion que se trata de una reinterpretacion de una «Culata Yobái» expresion guaraní que refiere a una arquitectura originaria del Paraguay que representa el sistema de cuartos enfrentados con un «aire » en medio de ambos.

    1. Si es muy interesante, además coincidió con una exposición sobre Hassan Fathy, que había conocido hace muchos años, pero ver toda su producción, me hizo valora aun mas este tipo de respuestas, respetuosas con el medio ambiente y sobre todo con sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.