Marion Mahony, la mano derecha de Wright, parte 18

Marion Mahony, la arquitecta que junto a Walter Griffin diseñó Canberra.

Marion Mahony (1871 – 1961) fue la primera mujer que ejerció como arquitecta en Illinois, se formó en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), fue una de las más fieles colaboradoras de Frank Lloyd Wrigth y la proyectista que, junto a su marido Walter Burley Griffin, planificó la nueva capital de Australia, Canberra, hasta sus años dorados a mediados del siglo XX. (1)

Famosa por su relación de amor-odio con Wright fue, sin embargo, la mujer que dibujó los características dibujos de sus edificios y proyectos.

Las litografías del Wasmuth porfolio (1910), que tanta fama le dieron a Wright, las diseñó y realizó Marion. Sus acuarelas delicadas, influidas por la pintura japonesa, son uno de sus mayores legados.

Mahony nació en Chicago, después del terrible incendio que destruyó la ciudad, su familia debió mudarse al campo. Fue el llamado Great Rebuilding (la gran reconstrucción) de la ciudad a cargo de arquitectos como Louis Sullivan le animaron a estudiar esa profesión.

Su padre, un periodista de origen irlandés murió cuando Marion era una niña. Heredó el carácter de su madre, miembro del Chicago Women’s Club, fue directora de un colegio y firme luchadora por los derechos de las mujeres.

Fue la segunda mujer en graduarse en el Massachusetts Institute of Technology y la primera en ejercer como arquitecta.

Luego de un viaje de un año por Europa, regreso para trabajar con Dwigh Heald Perkins (1867 – 1941) primo de su madre.

Perkins compartía el estudio con Wright, que la contrata, siendo Marion su primera empleada. Juntos exploraron y realizaron las Casas de la Pradera (Prairie Style) en todo Illinois. Marion las dibujo y realizó los bocetos que todos conocemos.

Tenia con Wright algunos enfrentamientos, debidos a la competencia que el carácter de ambos producía. Barry Byrne, integrante del estudio, decía que «Cuando estaban junto había sprakles (destellos)»… «Cuando aparecía Marion sabías que iba a ser un día divertido».

Marion era amiga íntima de Catherine, Kitty, la mujer de Wright.

Catherine Wright, esposa de Frank está sentada frente a la cámara, mientras Marion Mahony está de perfil, en Oak Park, Illinois, aprox 1895 y 1897. (Foto de Frank Lloyd Wright Preservation Trust/Getty Images)

Trabajaron juntos 15 años, lo acompaño en 1895 cuando Wright crea su estudio en Oak Park, allí Marion fue una de las principales diseñadoras siendo responsable de muchos de los muebles, murales, vitreaux, artefactos de iluminación y el diseño de los mosaicos de las casas que se proyectaban.

Creó la imagen de los dibujos del estudio, que identifican la primera época de Wright.

La composición y la técnica estaban influenciadas por las estampas japonesas.

Cuando Wright se va (huyendo) a Europa con Mamah le propuso a Marion que se encargara del estudio y de las obras que estaban en ejecución, Marion, no aceptó.

Fue muy crítica con el abandono que Wright hiciera de Kitty comentó críticamente que “Wright creó muy poco, se pasaba el tiempo reclamando cosas para sí mismo y barriendo otras»,

Entonces Wright lo propuso a su asociado de Steinway Hall, Herman Von Holst (1874 – 1955) para que tomara los trabajos, Holst necesita a alguien con claros conceptos de diseño, necesitaba a Marion, él y Wright lo sabían, por lo que le propone trabajar con él, Marion acepta, haciéndose cargo de terminar los trabajos en proceso.

Hay suficiente información documentada, es posible descubrir su mano y su nombre en los sellos en dibujos y planos.

Steinway Hall

Steinway Hall era un edificio de 11 pisos diseñado por Dwight Heald Perkins (1867- 1941) e inaugurado en 1896. 

Como este teatro/oficinas, se construyeron muchos otros en todo el mundo por la empresa fabricantes Steinway & Sons, donde exhibían sus prestigiosos pianos.

A partir del invierno de 1896-97, el piso 11 del edificio albergó las oficinas de un grupo de arquitectos.

Entre ellos su autor Dwight Heald Perkins, Robert C. Spencer (1864 – 1953), Frank Lloyd Wright y Myron Hubbard Hunt (1868 – 1952).

Frank L. Wright and the Architects of Steinway Hall: A Study of Collaboration

Tapa blanda – 20 Julio 2021. Autor Stuart Cohen

El libro “Frank L. Wright and the Architects of Steinway Hall” analiza el período entre la llegada de Wright a Chicago en 1887 (recordemos que trabajó en el estudio de Louis H. Sullivan hasta 1888, luego se asocia a Cecil Corwin (1860 – 1941) y crean un estudio en el edificio Schiller en el centro de Chicago en 1893, hasta que disuelta la sociedad se traslada a la oficina de Steinway Hall en 1897. Wright mantendría una oficina allí hasta 1908.

Tambien narra el breve periodo en que numerosos jóvenes y talentosos arquitectos compartieron ese espacio, y trata de evaluar como colaboraron en proyectos y en la creación de una teoría arquitectónica que influiría decididamente en el desarrollo de la arquitectura mundial.  

La oficina, era en realidad un loft compartido que permitió crear ideas compartidas, diseños similares y sobre todo un “circulo de arquitectos creativos”, muchos de ellos amigos, que elaboraban las teorías que guiaría sus diseños.

Alli convergían arquitectos activos del Chicago Architectural Steinway Hall como Webster TomlinsonIrving Pond (1857 – 1939) y Allen Bartlitt Pond (1858 – 1929), Adamo Boari (1863 – 1928), Walter Burley Griffin (1876 – 1937) y Birch Long (1876 – 1937).

“The Eighteen”

Wright denominaría “The Eighteen” a ese grupo de arquitectos que se reunía para comer y discutir temas en común. Sobre todo, debates sobre el arte y la historia de la arquitectura, que, guiados por una teoría, la arquitectura podía ser creada por equipos, y no hechos aislados de genios sueltos.

Al grupo se le sumaron otros arquitectos que no trabajaban en el edificio como Arthur Dean y George Robinson Dean (1864 – 1919), Hugh Garden (1873 – 1961), Arthur Heun , Alfred Hoyt Granger (1867 – 1939), Richard Ernest Schmidt (1865 – 1958) quien años más tarde trabajaría para Howard Van Doren ShawLouis Sullivan y Frank Lloyd Wright, Howard Van Doren Shaw (1869 – 1926).

Arquitectos que florecieron tras el gran incendio de 1871 en Chicago y la feria de la “World’s Columbian Exposition” celebrada en 1893.

http://onlybook.es/blog/la-exposicion-mundial-de-chicago-de-1893-la-escuela-de-chicago/

Arquitectos cercanos al término “Prairie School”, término acuñado por el historiador canadiense H. Allen Brooks (1925 – 2010), responsable de la edición en 32 volúmenes del monumental The Le Corbusier Archive.

Los directorios estudiados, indican que desde 1897 hasta 1910, hasta cincuenta arquitectos diferentes alquilaron espacio en el edificio.

La llamada Escuela de Chicago incluía nombres como Barry Byrne (1883 – 1967), William E. Drummond (1876 – 1948), George G. Elmslie (1869 – 1952), Hugh Jardín, Marion Mahony Griffin, Abedul Burdette Long, George W. Maher (1864 – 1926), George C. Nimmons (1865 – 1947), Guillermo Purcell, Howard Van Doren Shaw (1869 – 1926) y Robert C. JR Spence (1864 – 1953).

‘… La pradera tiene una belleza propia y deberíamos reconocerla acentuando esta belleza natural, su sosegado nivel… Planos paralelos a la tierra hacen que el edificio pertenezca al terreno. Veo la línea misma del horizonte como la auténtica línea de la vida humana, indicadora de la libertad… La línea horizontal es la línea de lo doméstico’. Frank Lloyd Wright 1910/11.

Wright contempla trabajando en su estudio de Hillside en Taliesin, alrededor de 1940 (foto de Marvin Koner del Getty Images)

En el estudio de Wright, Marion había conocido a quien en 1911 sería su marido.

Walter Burley Griffin, que era cinco años menor que Marion.

Mientras fue colaborador de Wright, ambos tuvieron una mala y difícil relacion, por lo que Griffin deja el estudio en 1906.

Griffin tenía un excelente carácter, sus amigos decían que podría aplacar el fuego que emanaba de Marion, el matrimonio forma un estudio, que tiene mucho trabajo, entre 1899 y 1914, el estudio de Chicago crea más de 130 diseños entre edificios, planes urbanos y paisajismo. La mitad de ellos se construyeron en los estados de Illinois, Iowa, Michigan y Wisconsin.

En 1912 se presentan juntos al concurso de la planificación de la ciudad de Canberra, la nueva capital de Australia. Con la enorme experiencia de Griffin y las inigualables láminas de Marion lo ganan y se trasladan en 1914 a esa parte del mundo.

La historia no ha sido justa a la hora de reconocer (como a tantas profesionales) su real participación en el proyecto.

Luego de ganar el concurso de Canberra, y la portada que les prodigó el prestigioso periódico The New York Times, Wright y Griffin no volvieron a hablarse, Wright se refería a él como un dibujante. Wright “era poco generoso a la hora de prodigarse ante los méritos de otros”.

Walter Griffin y Marion Mahony en Castlecrag, Sydney en julio de 1930

Marion decide dedicarse en vida y alma a conseguir que su marido Griffin sea un gran arquitecto. En sus memorias escribe «Me convertí en su esclava útil (…), me perdí en él y eso me pareció muy satisfactorio»,

A pesar de que se realizó solo una pequeña parte del plan, decidieron quedarse, el libro “Marion Mahony Griffin: Drawing the form of Nature”, es el resultado de sus dibujos e ilustraciones botánicas en Tanzania.

Se instalaron en New South Wales, construyendo el barrio residencial de Castlecrag, Marion dirigió y diseñó la escenografía del teatro local.

«Marion Mahony Reconsidered» de David Van Zanten (1943).

Fue editado por The University of Chicago Press, ISBN 9780226850818. 192 pp, 69 ilustraciones (65 en b/n).

El libro esclarece muchos aspectos personales y profesionales de Marion, quienfinalmente ha comenzado a recibir el reconocimiento que merece por sus contribuciones al campo de la arquitectura de principios del siglo XX. No lo tuvo fácil, marginada por la enorme sombra de Wright y de su marido Walter Burley Friffin.

Nos muestra el viaje personal que realiza Marion desde los suburbios de Chicago, a ser la mano derecha de Wright y su vida bohemia junto a su marido en Australia, la define como una “talentosa, compleja y enigmática” arquitecta moderna.

Mahony aborda la relación con Wright con tristeza «Creó muy poco, pasó su tiempo reclamando cosas para sí mismo y dejando a los demás a un lado».

Reconocida en gran medida por sus exquisitos dibujos de presentación tanto para Wright como para su marido, Walter Burley Griffin, fue una diseñadora cuyo trabajo independiente y muy original atrajo la atención en un momento en el que el dibujo arquitectónico y la ilustración gráfica se estaban volviendo parte integral del proceso de diseño.

El libro examina nuevas investigaciones sobre la vida de Mahony y pinta un vívido retrato del lugar de una mujer que destaca entre los arquitectos estadounidenses más reconocidos.

Los ensayos incluidos recorren desde los orígenes de Mahony en los suburbios de Chicago, a través de sus años como mano derecha de Wright y su vida bohemia con su marido en Australia, cuya nueva capital, Canberra, ayudó a planificar hasta sus años dorados en mediados del siglo XX.

Lleno de análisis ricamente detallados de las obras de Mahony e incluyendo y poblado por un elenco internacional de personajes, “Marion Mahony Reconsidered” amplía enormemente nuestro conocimiento sobre este talentoso, complejo y enigmático arquitecto moderno.

Aunque los Griffin Mahony no sean tan conocidos en el resto del mundo, sí son una institución en Australia, donde son venerados.

Su núcleo era un circulo culto, conformado por muchos profesionales progresistas, su primo, el arquitecto Dwight Herald Perkins, autor entre otros edificios del Steinway Hall, que detalle en este artículo,la suma como dibujante en su estudio. Dicho estudio estaba en el piso 11 del Steinway Hall, donde trabaja Wright.

En 1985 comienza a trabajar en Oak Park, en el estudio de Wright, esa relación duró 14 años.

Tras su matrimonio, Mahony pasó a trabajar en el bufete de Griffin. ​ Una urbanización con varias casas diseñadas por Griffin y Mahony, Rock Crest – Rock Glen en Mason City, Iowa, se ve como su desarrollo de diseño estadounidense más espectacular de la década y sigue siendo la mayor colección de casas de estilo pradera que rodean un entorno natural.

Volviendo a su intensa e interesane vida

Sin duda alguna Marion Mahony Griffin (1871-1961) debería aparecer con nombre propio en la historia urbanística moderna. Sin embargo, no ha sido así. Ha habido que esperar hasta la celebración de los 100 años del concurso del proyecto de Canberra para que su nombre apareciera en igualdad de condiciones que el de su marido. En el año 2013 se ha reconocido la co-autoría de Marion Mahony Griffin en el proyecto de la ciudad en la exposición The Dream of a Century: The Griffins in Australia’s Capital.

Fue la segunda mujer graduada de arquitecta en el MIT en 1894, perteneció a un entorno social de un amplio y diverso círculo de mujeres y hombres progresistas (reformistas laborales, votantes, activistas cívicos y clubes de mujeres de la alta sociedad), lo que facilitó su ingreso al mundo laboral. En 1902 recibió su primer encargo derivado de esas relaciones, el reverendo James Blake Vila, reformador unitario, poeta y dramaturgo le encargó el diseño de la nueva iglesia de Todos los Santos en Evanston.

Marion Mahony comenzó su práctica profesional, como dibujante, en el estudio de su primo Dwight Perkins. Esta relación de parentesco fue importante, ya que, para muchas mujeres, aunque hubieran estudiado la práctica profesional era inaccesible ya que la incorporación de las mujeres no era bien recibida.

En 1895 comenzó a trabajar en el estudio de Frank Lloyd Wright en Oak Park, y durante 14 años fue una de las personas más importantes del mismo. Tanto fue así que cuando Wright se fue a Japón, en 1909, le ofreció que ella fuera quien se hiciera cargo del estudio. Ella declinó la proposición, pero aceptó trabajar en el estudio de Herman von Holst, quien continuó las obras del estudio, y fue Marion quien se hizo cargo de terminar los trabajos que habían quedado empezados, tal como consta en los sellos de los dibujos y planos.

En Oak Park Marion Mahony fue una de las principales diseñadoras siendo responsable de muchos de los muebles, murales, vidrieras, luminarias y mosaicos de las casas que se proyectaban. Creó la imagen de los dibujos del estudio, que fueron fundamentales para la identificación y singularidad del primer Wright. El estilo de sus dibujos estaba influenciado por las estampas japonesas tanto en composición como en la técnica. (2)

En el estudio de Wright conoció a quien sería su marido, Walter Burley Griffin. Forman juntos su estudio y en 1911 se presentan al concurso para nueva capital de Australia, Canberra.

Marion Mahony y su esposo Walter Burley Griffin en Camberrra

En 1914 se mudaron a Australia para desarrollar el proyecto, la historia ha olvidado el nombre de Marion Mahony cuando se menciona el proyecto de esta ciudad. Los dibujos llevaban sin duda su sello y se puede afirmar que en el proyecto su participación fue sumamente importante. Pero como ha pasado con muchas esposas de arquitectos, ella decidió hacerse a un lado para que despuntara la figura del marido, de esa manera (y no estaban erradas), evitaban la reticencia social y profesional para reconocer el buen trabajo de las mujeres profesionales.

La influencia entre Griffin y Mahony, fue mutua. El interés de él por el paisaje y por una arquitectura en sintonía con la naturaleza, fue plenamente asumida por Marion Mahony. Ambos compartían la idea que de una civilización ideal en que cada persona viviera en casas que estuvieran en sintonía con la naturaleza y las personas, esta posición les llevó, especialmente a ella, a involucrarse en la sociedad Antroposófica, en la que se busca la creatividad de la humanidad y la no destrucción de la naturaleza.

En 1937 muere Walter Griffin en India. Ella continúa trabajando, y a su regreso a Estados Unidos desarrolla tres proyectos urbanos no realizados, el World Fellowship Center en Conway en 1942 encargado por Lola M. Lloyd (1875 – 1944) (Cofundadora con Jane Addams (1860 – 1935) de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad).

El segundo encargo, en 1943, fue el pueblo de Rosary Cristals, cerca de Burne, también de Lola Lloyd, y se relacionaba con el interés de Marion Mahony en los impuestos únicos y en la visión antroposófica. Y un último proyecto urbano para el Sur de Chicago en 1947. En todos ellos se reconoce su preocupación e interés por el diseño del medioambiente y su habilidad por resolver problemas humanos de diseño tanto en el detalle como en la gran escala. (3)

“…el libro tiene un propósito principal, corregir la ausencia de Marion de la historia plantando nuevas preguntas, enfocándose en logros que no pueden ser negados y comenzando a llenar alguno de los vacíos y ausencias en su historia…es un logro académico para la historia de la arquitectura…”. Jane Clarke, historiadora.

“…Una arquitecta y extraordinaria artista gráfica, Marion Mahony fue una fuerza de la naturaleza…marginada como una “ayudante” o “talentosa dibujante” para Wright y para Griffin…no es posible amplificar sus logros disminuyendo los de su esposo…Quizás sea un libro peligroso para quienes creen que Wright inventó todo lo que emanaba de su estudio de Oak Park…Fue sin duda, fue parte de la génesis de la arquitectura moderna en Estados Unidos”. Christopher Vernon, Universidad de Australia Occidental.

Vuelta a Chicago y el final

En 1937, mientras construía una biblioteca universitaria en Lucknow, India, Walter murió de peritonitis. Mahony volvió, primero a Australia, pero finalmente, en el 39, a Chicago, donde pasó sus últimos 24 años en casa de su hermana, directora de un colegio. Nunca quiso hablar de sí misma ni de su trabajo como arquitecta, sino de su marido.

Sí dibujó un precioso mural en la escuela de su hermana, el George Armstrong Elementary School de la ciudad, y se interesó por la antroposofía de Rudolf Steiner (el de la educación Waldorf), a la que dedicó buena parte de sus últimas décadas. (4)

Murió demente, no sin antes dejar escrita su biografía en un libro que se puede consultar online en el Art Institute of Chicago: The magic of America.

Notas

1

Por Itziar Narro. 12 de julio de 2020. AD

2

Dra. Arq. Zaida Muxí, Un día una arquitecta. 25 de marzo de 2015

3

Archdaily. Marion Mahony Griffin: una arquitectura en sintonía con la naturaleza y la creatividad de la humanidad.

4

A principios del siglo xx fundó un movimiento espiritual esotérico, la antroposofía, con raíces en la filosofía idealista alemana y la teosofía. Sus enseñanzas están influidas por el gnosticismo cristiano,​ Muchas de sus ideas son pseudocientíficas, también era partidario de la pseudohistoria.

Puede interesarte este tema, por lo que te envio esta sugerencia de Hugo K: SUBURBIA http://onlybook.es/blog/suburbia-1a-parte/

Nuestro Blog ha obtenido más de Un Millón de lecturas:  http://onlybook.es/blog/nuestro-blog-ha-superado-el-millon-de-lecturas/

Arq. Hugo Alberto Kliczkowski Juritz

Onlybook.es/blog

Hugoklico.blogspot.com

Salvemos al Parador Ariston de su ruina

http://onlybook.es/blog/el-parador-ariston-

Publicado por

hugoklico

Arquitecto. Argentino/Español. editor. distribuidor de libros ilustrados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.