El Hotel Imperial de Wright en el Museo Meiji Mura

Meiji Mura

Un interés permanente en mis viajes es la búsqueda de obras relevantes de arquitectura.

Es un buen recurso, porque como muchas estan dispersas, es una excelente excusa para recorrer y visitar lugares fuera “de programa”.

A veces la búsqueda la vuelco en “libros de viaje”, como cuando fui a ver las obras de Palladio a Vicenza, elaboré un libro de 68 páginas (que luego encuaderne con cubiertas y anillas), lo escribo en una cara, la impar,  y dejo la otra, la par, en blanco para apuntar notas. Habia sacado informacion de los 4 libros de la arquitectura de Palladio, que editó en 1570, donde explcaba sus obras, en realidad como él las imaginó, y luego, al visitarlas, podia revisar las diferencias, en muchos casos, importantes.

En el caso de Japón fueron más de 70 páginas. Esa preparación, me ayuda mucho a ir entendiendo lugares y zonas, son parte importante del placer de viajar, apunto lo que leo y lo que deseo ver, además de direcciones, horarios, y otros datos.

Muchas obras ya las había visitado (este fue mi tercer viaje a Japón), pero tenía interés en ver lo que llaman la Suite Frank Lloyd Wright, en el Hotel Imperial, que fue construido en el terreno donde Wright había construido la que fue la segunda y famosa sede del Hotel.

El “nuevo y lujoso” hotel, tiene dispersos, distintos objetos, una silla aquí, un vitreaux alli, la proyección de imágenes sobre columnas de cómo fueron aquellas demolidas.

Pasado este pastiche, me dirigi a la dirección del hotel y fui al tema:

“Desearía ver la Suite Wright”.

La Sra. Yono Akimoto, directora de recepción, me explicó:

“No está disponible, y solo se le permite pernoctar a “invitados especiales “al módico precio de 10.000 usa la noche”.

Supongo que será ese precio o cero, dependiendo del invitado que duerma en ella.

La amable Yono Akimoto, me atendió y yo viendo, la dificultad de que se me permitiera ver la planta 14 donde esta la Suite Wright reconstruida, le hice la siguiente propuesta:

– ¿Si le cuento algo de Wright que quizás no sepa, me lleva a verla?

-Me dijo…a ver, cuénteme (bien Hugo, ya avanzamos algo…)

Y comencé a contarle,

Wright se había escapado en 1909 con la esposa de un cliente Edwin Cheney, llamada Mamah Bouton Borthwick y como su estancia en los EE. UU. por esa infidelidad era insostenible, se fueron a una villa en las afueras de Florencia en 1910 a preparar el “Portfolio Wasmuth” una lujosa publicación en 2 volúmenes realizada por el editor de libros de arte Ernst Wasmuth. (1)

Y continue, …como ejemplo, el editor del periódico de Spring Green, Wisconsin, condenó a Wright por traer un escándalo al pueblo, su viaje europeo fue calificado como una «hégira espiritual» (en árabe, es romper con los viejos lazos), llamó a Mamah y a Wright «almas gemelas» y también se refirió a Taliesin como el «castillo del amor» o el «bungalow del amor».

El escándalo afectó la carrera de Wright durante varios años; no recibió un encargo importante hasta, el Hotel Imperial, en 1916.

Yo fiel a mi interés, y “a piñón fijo” continue mi negociación:

– A su regreso, se instalaron en su casa en Taliesin en Wisconsin, (la presentó como la administradora de la casa, cosa que nadie creyó, y mientras Wright estaba en la obra de Midway Gardens en Chicago, Julian Carlton, un sirviente de Barbados loco y asesino, prendió fuego a la casa y asesino con un hacha a 7 personas, entre ellas a Mamah y sus dos pequeños hijos John y Martha; y…

La señora, muy amable, me dijo, OK, vamos a ver la Suite Wright.

Me explicaron que el frente del Hotel de Wright y su Lobby estan en la ciudad de Meiji Mura.

El paseo que se puede hacer en Meiji Mura, es un paseo por la historia.

Conocido como Hakubutsukan Meij – Mura es decir «Museo de la Aldea Meiji», es un museo al aire libre centrado en el periodo Meiji (1868 – 1912), que permite conocer algunas obras del patrimonio arquitectónico del Japón moderno, con sorpresas increíbles como el frente y el Lobby del Hotel Imperial del Arq. Frank Lloyd Wright.

El periodo Meiji se caracterizó por una fuerte influencia occidental debida a la apertura del archipiélago Nipón al resto del mundo, fue la base de su modernización.

La arquitectura japonesa sufrió esa influencia de occidente, el pais dejaba su pasado Samurái y se adentraba (a su manera) en la era moderna. Los Samurái, o Bushi, eran una clase de guerreros de élite, expertos en el uso del arco y la espada. Surgieron en el siglo X y que prestaron servicio hasta el siglo XIX.

El museo se encuentra en la ciudad de Inuyama (Prefectura de Aichi), se puede llegar en tren o autobús o ambos, desde Nagoya o desde Kioto (a 139 km).

Los edificios de la era Meiji se encuentran repartidos por las 100 hectáreas
que ocupa esta pintoresca zona de colinas a orillas del estanque Iruka,
 en la ciudad de Inuyama (Aichi)

En la estación de Nagoya, hay que tomar la línea Meitetsu Inuyama en dirección a la estación de Inuyama, se hace un trasbordo al autobús Gifu en dirección a Meiji Mura, el trayecto dura 1 hora.

El museo conserva edificios históricos de los períodos Meiji (1867- 1912), Taishó (1912 – 1926), y Shōwa temprano (1926-1945) de Japón.Gran parte de los edificios construidos durante el periodo Meiji fueron destruidos durante la guerra o demolidos para remodelar las ciudades.

Algunos edificios “referentes”, se han reubicado aquí desde Japón o del extranjero, como la central telefónica de Sapporo, el hotel Imperial de Tokio y la catedral de Francis Xavier de Kioto. Para atraer al turismo, muchos de los edificios se han reconvertido en tiendas o cafeterías, donde es posible probar platos tradicionales del periodo Meiji, como curri con arroz y croquetas de ternera.

Para facilitar la visita un tranvía y un tren de vapor recorren el lugar.

Hotel Imperial de Wright

La entrada principal del Hotel Imperial, edificio construido originalmente
en 1923 en Hibiya (Tokio)

Fue inaugurado en el año 1890, fue una demanda de la aristocracia japonesa.

Estaba ubicado al sur de los jardines del Palacio Imperial, su clientela, era de un “alto perfil”, de gente que gustaba ver y verse, y sobre todo atendidos con un personal más que servicial. En la Era Meiji, se llamaba Kojimachi a ese barrio especial, actualmente se llama Chiyoda. Esta en el corazón de Tokio, ocupado por el Palacio Imperial, bordeando con Chùò, está la estación de Tokio, y bordeando con Minato el Parque Hubiya, es una zona ocupada por oficinas administrativas y agencias, El resto (especialmente el oeste y noroeste tiene zonas residenciales de clases alta, junto al Santuario Yasukuni. Un santuario problemático y conflictivo ya que para China, Corea del Norte y Corea del Sur, asi como otros paises víctimas de la agresión militar japonesa, es un símbolo del militarismo japones durante la segunda guerra mundial y del nacionalismo japones proto-fascista.

Sus habitaciones estaban situadas en el edificio principal o en la torre con vistas a las 16 hectáreas del parque Hibiya, el palacio y el barro de Ginza.

Muchos participaban de la tradicional ceremonia del té (llamado Chanoyu, “agua caliente para el té) o un cocktail en el Old Imperial Bar, de estilo Art Deco con murales y azulejos de terracota diseñadas por Wright en 1823.

La entrada principal del Hotel Imperial es la edificación más conocida de las muchas que alberga Meiji Mura. Las obras de construcción de dicho hotel, diseñado por el arquitecto Frank Lloyd Wright —que en Japón es sinónimo de ser una figura representativa de la arquitectura del siglo XX—, concluyeron el 1 de septiembre de 1923.

Una hora antes del comienzo de la fiesta para conmemorar la conclusión del proyecto, ocurrió el Gran Terremoto de Kantō, el edificio apenas sufrió daños y dio cobijo a muchísimos damnificados por la catástrofe.

En los años venideros recibiría multitud de elogios, tanto en Japón como en el extranjero, por su condición de hotel de referencia para los huéspedes de Estado, así como por ser una obra maestra de la arquitectura de Wright.

Sin embargo, en la segunda mitad de la década de 1960, el Hotel Imperial ya no podía atender a su creciente clientela y el edificio comenzaba a deteriorarse; consecuentemente, la administración del establecimiento decidió demolerlo y construir uno nuevo, a pesar de las numerosas voces que se posicionaron a favor de conservarlo.

No obstante, todo cambió en 1967 gracias a la rápida respuesta del primer ministro Satō Eisaku, que acababa de regresar a Japón tras una cumbre con el presidente de Estados Unidos. Durante su comparecencia ante la prensa, un periodista de ese país le preguntó qué iba a pasar con el Hotel Imperial. “Se trasladará a Meiji Mura para su reconstrucción allí”, sentenció el mandatario nipón. Aunque solo se conservó la entrada principal del hotel, la respuesta inmediata de Satō hizo posible que las generaciones posteriores heredaran un patrimonio arquitectónico de inmenso valor.

La entrada y el vestíbulo del Hotel Imperial se salvaron y se trasladaron desde Tokio entre 1967 y 1985.

Inauguración de Meiji Mura

Inaugurado en marzo de 1965, sus orígenes se remontan a 1940 cuando el arquitecto Taniguchi Yoshirō (1904 – 1979), que luego fue su primer director del museo, fue testigo de la demolición, (debido a su mal estado) del edificio Rokumeikan, símbolo del florecimiento de toda una civilización, Deseando que se pudiera conservar construcciones de la época, se propuso trasladar las edificaciones de la era Meiji (1868-1912), cuyo destino era ser demolidas, y abrirlas al público con el objetivo de que las generaciones futuras pudieran disfrutar de lo que él consideraba un regalo. Es un proyecto para rescatar edificios históricos

El edificio Rokumeikan

El Rokumeikan, construido en Uchisaiwaichō 1, Chiyoda-ku, Tokio, era conocido como «Deer-cry Hall» o “Deer Cry Pavilion”, fue inaugurado en 1883 y diseñado por el reconocido arquitecto británico Josiah Conder, e impulsado por el ministro de Exteriores japonés Inoue Kaoru.

Conder estaba ubicado dentro de los “Oyatoi”, extranjeros contratados por el gobierno para contribuir con sus conocimientos a la modernización del Japón.

El edificio fue construido entre 1881 y 1883. No lo he podido actualizar, pero como dato en su época (1881) tuvo un costo de 140.000 ¥.

El Rokumeikan sirvió para acoger diplomáticos extranjeros, así como para realizar celebraciones y bailes donde asistía la clase alta japonesa, instruida a su vez en las costumbres y buenos modales occidentales.

El edificio se dañó en el terremoto de 1894 de Tokio, en 1897 Conder fue llamado por la Kazoku Kaikan (Peers Club) para reparar el edificio y realizar modificaciones adicionales, cambiando el nombre de Rokumeikan y pasando a ser conocido como Kazoku Kaikan.

Declive

En 1890, el Hotel Imperial de Tokio abrió cerca del Rokumeikan (Inoue participa tambien en este proyecto).

La apertura del hotel eliminó la necesidad del Rokumeikan como residencia para los visitantes extranjeros. Los banquetes y bailes continuaron, y la reacción de los nativos no frenó la construcción de otros edificios de estilo occidental en Tokio, pero con la progresiva occidentalización del Japón, un creciente sentimiento de nacionalismo cultural, y la eventual eliminación de los tratados desiguales, el Rokumeikan fue perdiendo importancia paulatinamente.

Fue demolido parcialmente en 1935 y completamente en 1941.

La Era Meiji

Fue la época del Japón que se dio tras la renuncia del último Shögun Tokugawa, Tokugawa Yoshinobu (Keiki Koishikawa Edo 1837 – 1913), y la restauración del poder imperial en 1868, se caracterizó por ser el periodo de la modernización y la occidentalización del Japón. Tras el traslado de la capital de Kioto a Edo, a la que se la rebautiza como Tokio, el nuevo gobierno Meiji comenzó a establecer las bases de la modernización de la nación.

Inoue Kaoru, ministro de Exteriores del Japón (1879-1887)

La construcción de gran cantidad de edificios en “estilo Occidental”, respondía a diversas necesidades, donde llevar a cabo actividades que no eran habituales, como universidades o museos, deseaban dar la impresión de un Japón con una autoridad capaz de gobernar en forma directa el pais, a diferencia de sus antecesor Shogunato Tokugawa.

Esta necesidad de tener Poder y dar Estabilidad, aseguraría la posibilidad de integrarse entre las naciones desarrolladas, acompañando a ese cambio, deseaban también mostrar cambios en la arquitectura. Consideraban que los estilos arquitectónicos del pasado eran poco apropiados para ello. La mayoría de los estilos que el público reconocía eran asociados con la cultura de la Era Tokugawa, estilos que, a ojos del gobierno Meiji, carecían de la monumentalidad necesaria en la nueva era. El estilo occidental arquitectónico, claramente diferente al de la cultura Edo, presentaba una imagen moderna, mostrando un gobierno de progreso, los edificios de estilo occidental eran imponentes, una cualidad poco común en la arquitectura del Período Edo, esta imponente modernidad se caracterizaba por construcciones monumentales de piedra o ladrillo.

El Período Edo (llamado “la era el de la paz ininterrumpida”), era una división de la historia de Japón, que se extiende desde el 24 de marzo de 1603 hasta el 3 de mayo de 1868, año en que se restauró el gobierno imperial.

Ilustración ukiyo-e de la sala de bailes del Rokumeikan («Kiken butō no ryakuzu»
de Toyohara Chikanobu)

Seducido por las ideas de John Stuart Mill, Inoue insistió en que para tener la misma igualdad que los occidentales, los japoneses debían adoptar también sus maneras y esta insistencia fue su puerta a la decadencia, fracasando estrepitosamente. La caída de Inoue Kaoru fue ligada a la disminución de la importancia del Rokumeikan, aunque el fracaso político de este no fue la única causa, ya que tenía importantes desperfectos como pilares rotos y varias grietas que amenazaban la seguridad y la integridad del edificio.

El edificio fue parcialmente demolido en 1935, y en 1941 se destruyó totalmente. Este fue un acontecimiento que perturbó a los arquitectos Taniguchi Yoshiro y Moto Tsuchikawa, quienes reconocieron el peligro del potencial olvido de estas estructuras, lo que finalmente les llevó a crear el Meiji Mura para la conservación de edificios de la época Meiji.

Arquitecto Josiah Conder

Josiah Conder fue el arquitecto y autor del Rokumeikan (1852 – 1920) estudió en la Escuela de Arte de South Kengsington y en la Universidad de Londres

Durante dos años trabajó en el estudio del arq William Burges (1827 – 1881) diseñador de la era victoriana que, al decir de la historiadora y escritora Olive Edith Checkland (1920 – 2004) “llevó el neogótico al borde de la excentricidad”, no sabemos si era realmente un halago.

Recibe la medalla Soane del RIBA (Royal Institute of British Architects) y es contratado en 1877 por el gobierno japonés como maestro de arquitectura en el Colegio Imperial de ingeniería fundado 4 años antes.

El objetivo era modernizar la arquitectura japonesa. Realizó varios edificios, entre ellos completar el Museo Imperial en el Parque Ueno en 1881, Ese mismo año recibió el encargo de diseñar el Rokumeikan, una casa de huéspedes y club propiedad del estado, en un terreno adyacente donde luego se construiría el Hotel Imperial en 1883.

Conder también diseño el primer edificio de oficinas moderno en Japón: un edificio de ladrillo de tres niveles para Mitsubishi, al que siguieron otros que terminaron formando un conjunto conocido como la manzana de Londres.

Taniguchi Yoshirō

En 1961, unos 20 años después de la demolición del Rokumeikan, propuso la idea de crear una comisión que preservara los edificios de la era Meiji.

La ide fue apoyada por iniciado por el arq. Yoshirō Taniguchi (1904–79), y Motoo Tsuchikawa (1903–74) el vicepresidente y luego presidente y director general de Meitetsu, la Compañía de Ferrocarriles de Nagoya.

El 16 de julio de 1962 formaron una fundación para este propósito, y el Ferrocarril de Nagoya proporcionó la financiación. Meiji-mura fue inaugurado el 18 de marzo de 1965 a orillas del embalse del lago Iruka, operado bajo el ferrocarril de Nagoya con Taniguchi como director del museo.

Cuando se enteraban de que se derribaría algún edificio destacado de la era Meiji, los integrantes del Comité de Construcción de Meiji Mura, expertos en Historia de la Arquitectura, acudían al lugar para rescatarlo.

Lograron salvar 15 edificios, que estaban desde Hokkaidō, al norte, hasta Kioto, al sur, y los trasladaron, con el objetivo de reconstruirlos, a un terreno de 50 hectáreas, propiedad de Meitetsu, a orillas del lago Iruka, en la ciudad de Inuyama (Aichi).

Tras realizar las modificaciones pertinentes en el paisaje para que se adecuara a las distintas construcciones, quedó inaugurado el Museo Meiji Mura,

En 1975 ampliaron el terreno otras 50 hectáreas superaron las 40 construcciones. Muchos edificios que superaron terremotos y guerras no podían evitar ser demolidos en plena fiebre del desarrollo económico acelerado que vivió Japón entre 1980 y 1990, para ampliar carreteras.

Muchos fueron preservados, el Meiji Mura alberga 64 edificios de distintos tipos: religiosos, gubernamentales, residenciales de los asentamientos extranjeros, comerciales, educativos, un faro… Además, las propiedades no se limitan al territorio nacional, sino que abarcan también construcciones que se encontraban en países adonde habían emigrado japoneses, como Estados Unidos (Hawái y Seattle) y Brasil. De ellas, 11 fueron declaradas Bien Cultural Intangible de Importancia tras su reubicación en el museo. Por otra parte, en 1968, año en el que se conmemoró el centenario del comienzo de la era Meiji, recibieron a más de 1,5 millones de visitantes, una muestra más del boom que desató la efeméride.

Aproximadamente 1000 flores de cerezo florecen en el pueblo en primavera (Fábrica Shimbashi de la Oficina de Ferrocarriles de Japón)

Los edificios de la era Meiji se encuentran repartidos por las 100 hectáreas que ocupa esta pintoresca zona de colinas a orillas del estanque Iruka,  en la ciudad de Inuyama (Aichi).

El interior que diseñó Wright contiene ladrillos y terracota de Tokoname (Aichi) y piedra de Ōya (Tochigi) mostrando un aspecto distinto en función de la estación, el clima y la hora.

Otras estructuras conservadas en Meiji Mura incluyen la casa de verano de Lafcadio Hearn de Shizuoka (1868), la antigua Catedral Católica San Francisco Javier de Kioto (1890). 

La antigua catedral se alquila para celebrar bodas.

Cervecería «Kikunoyo»
Cuartel, Sexto Regimiento de Infantería
Instituto Kitasato
Auditorio de la escuela primaria Chihaya-Akasaka

Escuela Normal de la Prefectura de Mie
Oficina de la Prefectura de Mie
Salón de Recepciones de la Casa del Marqués Tsugumichi Saigo

Iglesia de San Juan de Kioto

La Iglesia de San Juan de Kioto (1907) fue diseñada por James McDonald Gardiner.

Catedral de San Francisco Javier
Biblioteca del Gabinete del Palacio Imperial de Tokio
Teatro Kureha-za, construido en 1868
Hospital Central de la Cruz Roja de Japón, construido en 1890

Casa Tōmatsu de Funairi-chō, Nagoya, construida en 1901

Una de las casas de comerciantes tradicionales que sobrevivió de Nagoya es la Casa Tōmatsu (Tōmatsu-ka jūtaku ), que fue construida en 1901 en Funairi-chō, Nagoya . Sobrevivió al bombardeo de Nagoya en la Segunda Guerra Mundial y fue trasladado al museo en la década de 1970. Está protegida como Bien Cultural.

«Zagyo-so», Villa del Príncipe Kimmochi Saionji

Tranvía de Kioto conservado

Casa de la Era Meiji

En esta casa de 1887, de la Era Meiji, construido en Sendagi, (distrito tokiota de Bunkyō), vivieron en distintos períodos los escritores Mori Ōgai (autor de “El mensajero”) y Natsume Sōseki (autor de “El Gato”).

Los antiguos edificios del Gobierno de Mie y del Ayuntamiento de Higashi-Yamanashi

El antiguo edificio del Gobierno de Mie, construido originalmente en 1879 en Tsu
El edificio del Ayuntamiento de Higashi-Yamanashi, construido
en 1885 en la ciudad de Yamanashi

Aunque de estilo colonial (del Sudeste asiático), mantienen líneas occidentales. Su balcón delantero evita que los rayos solares den directamente en su interior. Edificios construidos en madera, sus esquinas se enlucieron para aparentar piedra auténtica.

Residencia de Saigō Tsugumichi

Fue una de las antiguas residencias de Saigò, en Meguro, Tokio. Saigō Tsugumichi (1843 – 1902) fue un político y almirante Japonés en la Era Meiji.

Se caracteriza por su balcón semicircular, influencia de Luisiana (en aquella época colonia francesa en América), los materiales de las ventanas y la chimenea contienen metal, importados de París, un ingeniero francés participó en el proyecto. Fue elegida Patrimonio Cultural de Japón.

La residencia de Saigō Tsugumichi, hermano menor de Saigō Takamori, construida originalmente en 1880 en Kamimeguro (distrito tokiota de Meguro).

La residencia de Saigō Tsugumichi, construida originalmente en 1880

Aunque durante la era Meiji hubo una atracción generalizada hacia la arquitectura occidental, esta época puede considerarse también como el cenit de la carpintería japonesa y su arquitectura tradicional.

Los Tōmatsu, era una familia de comerciantes de Nagoya, la casa tiene el techo abierto formando una doble altura. el primer piso alberga una galería comparable con un jardín típico de una casa de té, así como una estancia para la ceremonia del té, Nagoya es la ciudad del té.

Tiene un buen aprovechamiento de la iluminación y ventilación natural, además de un buen sistema de seguridad.

La residencia de la familia Tōmatsu, construida originalmente en Nagoya, adquirió su aspecto actual en 1901 tras varias obras de ampliación.

Exposiciones.

Se exhiben muebles y documentos históricos, algunos de sus 30.000 piezas se exhiben en el interior de las construcciones.

Hay mobiliario del Rokumeikan, el Palacio de Meiji y el antiguo Palacio Tōgū (en la actualidad, el Palacio de Akasaka; esto es, la Casa de Huéspedes del Estado), así como muebles diseñados por Frank Lloyd Wright, Takeda Goichi y Endō Arata, entre otros objetos.

Silla con respaldo de globo, de moda en la Inglaterra del siglo XIX, lacada con flores de cerezo según una técnica japonesa de decoración; está expuesta en la residencia de Saigō Tsugumichi.

La silla “Peacock” o pavo real, fue diseñada específicamente para el Hotel Imperial de Tokio en el año 1921, está expuesta en el vestíbulo de la entrada principal del Hotel

Fábrica de Ferrocarriles de Shinbashi

Hiladora a anillos de la firma inglesa Pratt, para aplicar torsión a las fibras mediante una bobina giratoria

En la Fábrica de Ferrocarriles de Shinbashi, construida en los albores de la industria ferroviaria japonesa, se exhiben varios tipos de maquinaria, base de la modernización de Japón.

Destacan tres máquinas declaradas Bien Cultural de Importancia y un motor Brunat empleado en la Fábrica de Seda de Tomioka, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2014.

Armonio de gran tamaño, de la década de 1890,
fabricado en los EEUU

En 2018 se restauró y suelen tocarlo cundo hay eventos.

Locomotora a vapor inglesa Sharp Stewart que hacía el trayecto entre Shinbashi y Yokohama (34 km) en los albores de la industria ferroviaria japonesa, tambien está el primer tranvía de Japón, que circulaba por Kioto.

Otro Museo para visitar en Tokio

El Museo de Arquitectura al Aire Libre Edo-Tokyo (Edo Tōkyō Tatemono).

Es el «Jardín de Edificios Edo Tokyo» en el Parque Koganei, Tokio un museo de edificios históricos japoneses .

Imperial Palace Main Gate Ishibashi
Ornamental Lamp

El parque incluye muchos edificios, desde la experiencia japonesa de las clases medias hasta las casas de personas ricas y poderosas, como el ex primer ministro Takahashi Korekiyo.

El Museo de Arquitectura al Aire Libre Edo-Tokio del parque, que abrió sus puertas en marzo de 1993, cuenta con edificios característicos de diferentes períodos históricos y algunos que fueron construidos por famosos arquitectos japoneses. Los edificios se trasladaron de sus ubicaciones originales y se organizaron en el sitio del museo para imitar la configuración de un pueblo.

Una de las seis lámparas ornamentales instaladas en el parapeto de la puerta principal Ishibashi del Palacio Imperial (en la parte frontal del puente Nijūbashi ). Fabricado alrededor de 1886 (Meiji 20). Debido al envejecimiento, se fabricó y reemplazó una lámpara de la misma forma en 1986. Otra se exhibe en el museo Meiji-Mura .

Floristería Takei Sanshōdō y Hanaichi
Estación de Bomberos de Ueno

Estación de bomberos de Ueno (antigua estación de bomberos de Shimotani).

En su parte superior está la torre de vigilancia contra incendios utilizada desde 1925 hasta 1970. 

Residencia de Kunio Maekawa
Estudio fotográfico Tokiwadai


Antiguo mausoleo de Jishōin
Alrededor de la Plaza de la Zona Este (abril de 2009)

La Sra. Nekano Yuko es Curadora de Meiji Mura. (2)

Fotos

Muchas de las fotografías son del Museo Meiji Mura, otras del Getty Images y otras mías.

Notas

1

Invitado a Berlín con el fin de realizar una gran exposición sobre su obra, tras un fructífero periodo de actividad profesional en el Prairie Style con alrededor de 140 obras producidas entre 1893/1909, Frank Lloyd Wright decide en 1910, luego de una crisis personal que lo lleva a alejarse de su mujer y seis hijos y en búsqueda de nuevos horizontes, a exiliarse voluntariamente durante un año en Europa, acompañado de Mamah Borthwick, la mujer de su cliente Edwin Cheney, con quien alquilaría una villa en las afueras de Florencia para preparar los dibujos y asistir a la publicación de su monografía que lo convertiría en el arquitecto de mayor renombre y pionero de la arquitectura moderna norteamericana.

Las ilustraciones, publicadas en el Portfolio Wasmuth, una lujosa publicación sobre su obra realizada en dos volúmenes, conformada por 100 láminas litográficas en formato 64 x 41 cm. «Ausgefuhrte Bauten Entwurfe und von Frank Lloyd Wright» realizada en Berlín en 1910, por el editor de libros de arte Ernst Wasmuth, quien cinco años antes había editado las obras del Modernismo Vienés de Joseph María Olbrich, constituye indudablemente uno de los más trascendentes legados de la arquitectura del siglo XX. (blog RA PULOPULO  Fadu UBA)

2

Nekano Yuko tiene una licenciatura en derecho de la Universidad de Keio en Tokio, y una maestría en relaciones y economía internacionales, con especialización en estudios estratégicos, de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins (SAIS).

En el verano de 1999, trabajo en una ONG en Macedonia y Kosovo, donde fue responsable de proyectos de consolidación de la paz.

En 2021 lleva a cabo un estudio transversal sobre los aspectos arquitectónicos, físicos, químicos y de la historia de la educación del centro de experimentos científicos trasladado a Meiji Mura preparando una exhibición.

Yuko Nakano es miembro de la Cátedra de Japón y director asociado del Programa de Liderazgo Estratégico Estados Unidos-Japón en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). Antes de unirse a CSIS, fue productora asociada adjunta en la oficina de NHK Japan Broadcasting Corporation en Washington, DC.

Nuestro Blog ha obtenido más de Un Millón de lecturas:  http://onlybook.es/blog/nuestro-blog-ha-superado-el-millon-de-lecturas/

Arq. Hugo Alberto Kliczkowski Juritz

Onlybook.es/blog

Hugoklico.blogspot.com

Salvemos al Parador Ariston de su ruina

Let’s save the Parador Ariston from its ruin

http://onlybook.es/blog/el-parador-ariston-una-ruina-moderna-por-hugo-a-kliczkowski/

Publicado por

hugoklico

Arquitecto. Argentino/Español. editor. distribuidor de libros ilustrados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.