3 Arquitectos Marcos Winograd, Alejandro Pietri y Virginio Colombo -r-

Marcos Winograd, Buenos Aires 1928 – 1983 Ibid. desarrolla su actividad como arquitecto tanto en el campo profesional como en el gremial y docente.

Diversos artículos y un libro editado luego de su muerte resumen su pensamiento, característico de una vertiente politizada y preocupada por los alcances sociales de la arquitectura. El libro a pedido de su esposa Margarita Charriere fue editado por Silvia Wladimirski.

Marcos Winograd se recibe de arquitecto en el año 1953 en la Universidad de Buenos Aires.

Su obra más importante de este período inicial es el Hotel de Turismo de Eldorado en Misiones. En 1964 obtiene una beca para los cursos de posgrado del Centro de Recherche d’Urbanisme y la École Pratique des Hautes Etudes de París.

Al año queda su trabajo en cuarto lugar en el concurso Área Central de Ashood, Israel.

En 1966 recibe la mención de Honor en el proyecto del Área Central de Varna, Bulgaria.

Muchos de sus proyectos fueron realizados en conjunto con el estudio platense Bares, Germani, García, Rubio, Sbarra, Ucar, y los más importantes son: el Mercado Central de Abasto, el Centro Cívico de Berisso y la propuesta para Les Halles de París.

Fue asistente invitado al Assessorato all’Urbanistica di Bologna, Italia, para la puesta en marcha de los planos físicos de la ciudad.

Fue jurado en el concurso del Área Central de Santiago de Chile, en épocas del gobierno de Salvador Allende. Parte de su tarea de investigación la desarrolló en organismos públicos: su cargo más relevante fue el de director de investigación de la Comisión Municipal de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires, en 1973.

Su tarea docente, la desarrolla en Buenos Aires y especialmente en La Plata.

En la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de La Plata comienza como profesor titular de la cátedra de Arquitectura en los períodos 1965-1966 y 1970-1976.

Las fechas son elocuentes, Winograd renuncia o es desplazado en forma sistemática en relación con los avatares políticos. Su nombre implicó durante años la representación del marxismo clásico en la arquitectura, ya que nunca abdicó de su militancia comunista en el PCA. Desde los años setenta difunde la necesidad de investigar en el campo del hábitat.

Su adscripción a la tradición más ortodoxa del marxismo no le impidió una renovación permanente, cómo las novedades del eurocomunismo italiano, en particular la versión urbanística de la austeritá boloñesa.

El mencionado trabajo sobre el Abasto, junto con la arquitecta Margarita Charrière y el estudio platense, constituye uno de los primeros planteos de rehabilitación urbana sin exclusión social en Buenos Aires. Una amplia tarea de divulgación, más allá de la cátedra, se expresa en varios artículos de su autoría.

El grupo de arquitectos que provenía principalmente del ámbito académico, Enrique Bares, Margarita Charriere, Roberto Germani, Alberto Sbarra y Marcos Winograd, propone un proyecto urbano que comprende quince manzanas en torno a un complejo cultural al que le dan el nombre: ‘Centro de Informaciones, Experimentación y Difusión de Artes Contemporáneas’ (CIDEAC) y ‘Centro de Informaciones, Elaboración y Difusión de Artes Populares Urbanas’ (CIEDAPU). Este es el primer proyecto urbano y arquitectónico documentado que se discute en forma pública.

Uno de sus principales impulsores, Marcos Winograd explicará años más tarde: “…este proyecto fue ‘realizado en tiempo libre, de modo no profesional, con el principal objetivo de formar opinión en contra de la posible demolición y difundir fundamentalmente ciertas ideas urbanísticas con fuerte contenido social. La propuesta bregaba no sólo por preservar el patrimonio arquitectónico del Abasto, sino también por ‘conservar al máximo las poblaciones residentes»

Es impulsor principal, asesor y colaborador de la revista Obrador (1963-1964) que, aunque sólo edita tres números, se recuerda como avanzada de los problemas de vivienda de América Latina.

La práctica de la arquitectura no se detenía para él en el proyecto ni en la construcción edilicia: Winograd participa activamente, por ejemplo, en las actividades gremiales del campo profesional, como lo demuestra su larga trayectoria en la SCA. Su mayor apuesta adviene en el año de su muerte, 1983: la creación de la Universidad Comunista de Buenos Aires, de la que es nombrado rector. Pero el proyecto nunca llegó a concretarse.

Obras y Proyectos Destacados

Marcos Winograd, César Vapñarski y Bernardo y Víctor Sigal, ganan en 1957 el concurso del Hotel de Turismo de Eldorado en Misiones. Un equipamiento turístico que confirma la intención de lograr el máximo confort ambiental a partir de materiales locales como la madera y el ladrillo, ventilaciones cruzadas y orientaciones y las orientaciones mas apropiadas. Las funciones del hotel se distribuyen desde un patio central, en un partido abierto que vincula habitaciones, recepción-comedor y servicios mediante espacios semicubiertos. Destaca el módulo estructural implementado en el sector comedor, compuesto por seis estructuras “paraguas” de madera que cubren un área 36m2 cada una y se replican hacia el exterior.

1966 Primer Premio en Concurso Nacional de Anteproyectos para el Centro Cívico de Berisso, Provincia de Buenos Aires,

1977 Concurso Internacional remodelación del Área de Les Halles, París, Francia.

Mantuve un contacto cercano a Marcos y Margarita, que se hizo diario al ir su hija Violeta y mi hija Florencia al mismo Jardín de Infantes en el barrio de Coghlan

El Arquitecto Alejandro Pietri, nace en Caracas en 1924, creció en un ambiente donde el arte era un tema de reflexión y observación.

Su infancia la pasó en Francia y su adolescencia en los Estados Unidos.

En 1947, luego de la Segunda Guerra Mundial, es que Pietri empieza a estudiar, en contra de los deseos de su padre, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oklahoma dirigida por un arquitecto que nunca se tituló pero que fue uno de los grandes creadores de formas de los Estados Unidos Bruce Goff.

Culmina sus estudios en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela entre 1950 y 1952, donde tuvo como profesores a Villanueva, a Galia y a Vegas, los tres grandes arquitectos de la modernidad venezolana.

Los años 50 son los más creativos de Pietri y en los que diseña sus primeras obras importantes, entre ellas el Pabellón de Venezuela que el dictador Pérez Jiménez construye en Ciudad Trujillo para la Feria de la Paz.

Discípulo de Frank Lloyd Wright, su trabajo incluye el diseño de las Estación del Teleférico de «Mariperez» que conecta la ciudad de Caracas con el Parque Nacional El Ávila así como la Estación del Teleférico «El Cojo» de Macuto que conecta este Parque nacional con el estado La Guaira.

Pietri realizó una numerosa cantidad de obras de infraestructura de gran envergadura así como conocidos edificios y casas de la capital declaradas en la actualidad como patrimonio cultural de la Nación venezolana y que fueron en su época ejemplos de modernidad y progreso que caracterizaban un nuevo modelo urbano.

Con motivo de la Expo’ 60 le encargan la dirección del diseño de una gran cantidad de infraestructuras urbanas, culturales y deportivas, así como edificios gubernamentales que formarían parte de un ambicioso proyecto de modernización de la ciudad que se concretaría parcialmente en años posteriores.

De esta exposición devino la construcción del Parque del Este.

Fue miembro del equipo que junto al brasileño Roberto Burle Marx fue contratado en para la ejecución de los jardines de la Expo.

Alejandro Pietri, “Un arquitecto redescubierto”

Decía el arquitecto Emilio Brea García en la presentación del libro “Alejandro Pietri, arquitecto”, “…cobijados por Pietri, envueltos en sus estructuras, en sus espacios de alucinantes geometrías, siguiendo con la mirada las fugas…”

Alejandro Pietri, diseña en 1955 el Pabellón de Venezuela, para la Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre de 1955, que hoy es sede de la Sociedad de Arquitectos de República Dominicana y del Grupo Nueva arquitectura se puede situar sin reparos entre los seguidores de la corriente organicista que desarrollara Bruce Goff y que, de alguna forma, continua la tradición personalísima y barroca de Antonio Gaudí. «Perspectivas, direcciones y limitantes…”.

Planteó una obra contestataria en términos estéticos en un momento donde la dictadura dominaba tanto en Santo Domingo como en Caracas.

Entre los arquitectos preferidos de Pietri se sitúan además de Frank Lloyd Wright, Eric Mendelson, (estos dos frecuentes conferencistas en la Escuela de Goff), Oscar Niemeyer y, en segundo plano, Le Corbusier y Mies Van Der Rohe.

Pietri se interesa por la geometría de la naturaleza y sus posibles aplicaciones a la arquitectura y al Urbanismo, plantea una arquitectura organicista alternativa.

En las revistas de la época se lo menciona en estos términos “En todos los proyectos de Alejandro Pietri, bien sean estructurados de forma circular o una combinación de éstas, existe un desinterés por la demanda convencional de la simetría…”

Pietri, al igual que Gazón en Santo Domingo, es uno de los “arquitectos difíciles” cuya obra, incomprendida se ha olvidado, y que se comienza a descubrir a pesar de la indiferencia de la intelectualidad Venezolana y colocar en el sitial que se merece, como sucedió en su momento con Terragni o con Asplund.

Muere en 1992 a los 68 años de edad.

Virginio Colombo (Brera, Milán 1884 – 1927 Buenos Aires) fue un arquitecto ítalo-argentino que se transformó en uno de los mayores arquitectos del art nouveau en Buenos Aires.

Murió en Buenos Aires a los 43 años, en su estudio de la calle Moreno 2091, como consecuencia de un disparo de arma en la cabeza.

Realizó en Buenos Aires cerca de 50 obras, entre ellas algunas notables. como:

-Casa de los Pavos Reales (Av. Rivadavia 3222, barrio de Balvanera)

-Casa Calise (Hipólito Yrigoyen 2562, barrio de Balvanera)

-Societá Unione Operai Italiani (Sarmiento 1364, barrio de San Nicolás)

Ha recibido como distinción la Medalla de Oro (Exposición del Centenario).

Realizó sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Brera, donde fue discípulo de Giuseppe Sommaruga, uno de los mayores representantes del naciente estilo art nouveau en Milán.

Llegó a Buenos Aires en 1906, contratado por el Ministerio de Obras Públicas para ejecutar las decoraciones del Palacio de Justicia que diseñara el arquitecto francés Norberto Maillart.

Junto a los ingenieros Vinent, Maupas y Jáuregui en 1909, proyecta dos de los pabellones de la Exposición del Centenario de la Revolución de Mayo:

-El de Festejos y Actos Públicos y

-El de Servicio Postal (aún en pie). Ambos trabajos lo hacen ganador de la Medalla de Oro.

Ya independizado, en 1911 termina la Casa Calise, importante obra de estilo liberty milanés en la calle Hipólito Yrigoyen n.º 2562/78.

Al año siguiente realiza uno de sus trabajos más importantes:

-La llamada Casa de los Pavos Reales, sobre la Avenida Rivadavia n.º 3216/36, combinando estilos «Veneciano y Liberty».

En 1913 se inaugura su nuevo edificio para la Societá Unione Operai Italiani, calle Sarmiento n.º 1374/82, hoy abandonado y muy deteriorado.

Dos años después realiza:

-El Teatro Andrea Doria (Av. Rivadavia 2330), demolido en 1967.

Sus siguientes trabajos son:

-La Fábrica Anda (Humberto 1º 2048/60, año 1916)

-La Villa Carú (Av. Rivadavia 5491, año 1917, demolida en 1967)

-La Casa Garbesi (Av. Rivadavia 4787, año 1918, demolida)

-La Casa Grimoldi (Avenida Corrientes 2548/60, 1918) y

-La Casa Anda (Avenida Entre Ríos 1081/3, año 1922).

Colombo continuó durante la década de 1920 realizando viviendas particulares

-como la casa para la familia Lagomarsino, en 1920, actual calle Azcuénaga 1083/87, Buenos Aires

locales comerciales y edificios de renta, sobre todo en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires.

Falleció (por suicidio) a la temprana edad de 42 años.

El estilo de Virginio Colombo se encuadra dentro del modernismo ecléctico, al igual que muchos otros arquitectos italianos que se radicaron en Buenos Aires en su tiempo, caracterizándose por la aparición de elementos de la arquitectura medieval (arcos redondeados, ventanas y loggias, ornamentaciones florales o cornisas dentadas.

A estos rasgos se sumaron las influencias del Art Nouveau, que Colombo combinó para obtener un estilo muy personal, dentro de lo que es la escuela italiana del Art Nouveau.

Hacia fines de la década de 1910, evoluciona hacia el clasicismo y el monumentalismo, sin dejar el modernismo (Casa Grimoldi), adoptando el clasicismo ecléctico.

Ver otras Arquitectas y Arquitectos:

R http://onlybook.es/blog/3-arquitectos-marcos-winograd-alejandro-pietri-y-virginio-colombo/

S http://onlybook.es/blog/3-arquitectos-teddy-cruz-josep-lluis-sert-i-lopez-y-philippe-patrick-starck/

T http://onlybook.es/blog/1-arquitecta-y-2-arquitectos-mabel-lula-lapaco-kengo-kuma-y-tommy-schwarzkopf/

U http://onlybook.es/blog/1-arquitecta-y-2-arquitectos-eileen-gray-richard-buckminster-bucky-fuller-y-clorindo-testa/

Arq. Hugo A. Kliczkowski Juritz

onlybook.es/blog

hugoklico.blogspot.com

Publicado por

hugoklico

Arquitecto. Argentino/Español. editor. distribuidor de libros ilustrados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.