A pesar del virus, el mundo existe y no está en paréntesis IV

Primera parte: http://onlybook.es/blog/a-pesar-del-virus-el-mundo-que-existe-no-esta-en-parentesis/

Segunda parte: http://onlybook.es/blog/a-pesar-del-virus-el-mundo-existe-y-no-esta-en-parentesis-ii/

Tercera parte http://onlybook.es/blog/a-pesar-del-virus-el-mundo-existe-y-no-esta-en-parentesis-iii/

Ponte Fabricio en Roma

El Ponte dei Quattro Capi, o Puente Fabricio, construido sobre el río Tíber en Roma, data del 62 a.C.

Es uno de los más antiguos que se conserva en tan perfecto estado.

Su nombre de “Quattro Capi”, es decir cuatro cabezas, se refiere a las dos “Hermas” de cuatro cabezas de Jano, el dios de las dos caras.

Y que son las Hermas? En la antigua Grecia, se llamaba así a un pilar cuadrado o rectangular de piedra o de bronce sobre el que se colocaba un busto, normalmente del dios Hermes. Su fuerza física estaba expresada en la barba, y se ponía un falo en erección, símbolo de masculinidad y de disposición a las armas (a veces quiere decir lo mismo, otras no tanto).

El puente une el Campo de Marte con el lado este de la Isla Tibertina, del lado oeste se encuentra el Puente Cestio, que se construyó entre los años 62 y 27 a.C. y fue desmantelado en el siglo XIX, por lo que conserva solo una parte de su antigua estructura.

Queda pues solo el Puente Fabricio, intacto, antes de él había un puente de madera que se destruyó en un incendio.

Lo encargó el político romano Lucio Fabricio. Era un oficial público (cutrator viarun) y ejercía como Tribuno de la Plebe, el objetivo político de estos tribunos (nombrados por las tribus), era eliminar algunos privilegios de las clases altas para aliviar la asfixia social que padecían los plebeyos.

Desde entonces hasta hoy sigue en uso, tiene una longitud de 62 metros con 5,5 de ancho, apoyado sobre un pilar central y dos amplios arcos, su revestimiento es de ladrillo y travertino.

Una inscripción en latín pone en ambos lados de cada uno de los dos arcos principales del puente: “Lucio Fabricio, Hijo de Gayo, superintendente de las vías, se hizo cargo y asimismo aprobó su construcción”.

Fue restaurado en 1679 por el papa Inocencio XI.

……Llegó el momento que más me gusta, el de la historia y sus mitos.

Aquí vamos.

El odiado tirano “Tarquinio el soberbio”, gobernó alrededor del 500 a.C. Era tan soberbio este Tarquinio, que llegó a tomar el reino matando a su suegro Servio Tulio. Fue un dictador cruel, mató a muchos nobles o los obligo a exilarse so pena de prisión, no se privó de otras barbaridades. Durante una de las tantas revueltas por derrocarle, los sublevados arrojaron gavillas de trigo al río y cuentan que esto provocó la formación de la isla.

Su forma de barco fue realizada por los romanos en el siglo I a.C., con muros y ladrillos. Dieron forma a la proa y la popa, y pusieron un mástil en el centro de la isla.

El mástil era un obelisco dedicado a Esculapio, el dios de la medicina, y esto debido a que en el siglo III una plaga azotó Roma, y la construcción de un templo dedicado a Esculapio coincidió con la terminación de la plaga.

También se habla que en ese siglo una víbora consagrada a la deidad se arrastró dentro de una vasija, y cuando el barco llegó a Roma, salió y se escondió en la Isla Tiberina, y que esto fue un signo inequívoco de que la plaga terminaría si adoraban la Isla. La imagen de la Virgen de la lámpara del año 1250 recuerda que durante una de las crecidas del río, una lámpara cercana permaneció encendida hasta que el rio regreso a su cauce.

abado de Piranesi (1720 – 1778) de 1756

Y que pasó con el obelisco? Luego de prestar servicio durante 16 siglos, se lo dividió en 3 partes, y fueron llevadas a los museos de Nápoles, París y Mónaco.

En su lugar se colocó una columna estriada de mármol conocida como “Colonna Infame”, pues cada año durante las Pascuas, las autoridades eclesiásticas ponían los nombres de los criminales y forajidos, que no podían participar en misa, ni recibir la comunión. Eso les pasaba por tener una conducta anti-cristiana. En 1850 un carro, a propósito o por casualidad impacto contra la columna y la destruyó. El actual es un monumento lo realizó Ignazio Jacometti, por encargo del Papa IX.

Otra leyenda es una clara advertencia para arquitectos.

El Ponte Fabricio, del lado del Gueto y la sinagoga, fue parcialmente restaurado por el Papa en el año 1580.

Contrató a cuatro arquitectos que no se pusieron de acuerdo y se prodigaron todo tipo de golpes, complicando la ejecución de la obra.

Cuando terminaron su trabajo (no antes), el Vaticano los condeno a muerte decapitándolos en el sitio del puente. Pero, el Papa, tenía su parte bondadosa, para rendir homenaje a su trabajo (y como advertencia, todo hay que decirlo), construyó un pequeño monumento, que está en la parte alta del puente, con cuatro cabezas.

Villa Gobi de Andrea Palladio

Villa Gobi

Es uno de los primeros proyectos de A. Palladio, el primero documentado con seguridad, en cuanto que está en el tratado del propio arquitecto “Los cuatro libros de la arquitectura”.

La obra fue encargada por los hermanos Girolamo, Pietro y Marcantonio Gobi, se comenzó en 1537 y acabó en 1542, con modificaciones posteriores de la entrada trasera y los jardines.

Con toda probabilidad no se trató de un encargo autónomo, sino más bien de una obra obtenida en el taller de Gerolamo Pittoni y Giacomo da Porlezza, en el cual el joven Andrea tenía el papel de especialista de arquitectura.

En realidad, las labores de reforma de la propiedad de la familia comenzaron ya en 1533 por voluntad del padre Enrico Antonio Gobi, con la construcción de una barchessa dórica en el patio de la izquierda, (nave donde se guardaban los instrumentos de labranza).

Villa Gobi marca la etapa inicial del intento de construir una nueva tipología de casa de campo, en la que es evidente la voluntad de entretejer temas derivados de la tradición constructiva local con los nuevos conocimientos que Palladio estaba adquiriendo poco a poco gracias a la ayuda de Giangiorgio Trissino.

La villa y los amplios jardines están abiertos al público por la tarde, a lo largo de todo el año.

Qaqortoq en Groenlandia

Qaqortoq (“Julianehab» en danés, que significa “blanco») es la ciudad mas grande al sur de Groenlandia, una ciudad “congelada”, con sus -18 grados bajo cero.
Es un maravilloso paisaje Cubierto de Nieve con pequeños asentamientos, básicamente granjas de renos y desde 1900 granjas de cría de ovejas.
Groenlandia, en Groenlandés “Tierra de de los Kalaallits” (Kalaalit Nunca), en Danés “Tierra Verde” (Grønland) es la isla mas grande del mundo, está en la zona Nororiental de America del Norte, entre el Océano Atlántico y el Océano Glacial Ártico, es una Nación del Reino de Dinamarca, asociada política y culturalmente con Escandinavia, durante mas de un milenio.


Más del 77% de su superficie esta cubierta de hielo.
Tiene 60.000 habitantes en sus 2.160.000 km2 de los cuales 19.000 viven en Nuuk.
Desde el 3.000 antes de nuestra era por pueblos amerindios, en el año 986 su costa meridional fue colonizada por poblaciones de origen nórdico, en 1216 los groenlandeses aceptaron la soberanía Noruega sobre las islas que duró hasta el siglo XV, en 1814, tras la disolución del Reino de Dinamarca y Noruega pasó a depender de Dinamarca, con una relación que se conocía como “Mancomunidad de la Corona”.
En 1979 le otorgó la autonomía y en el 2008 le transfirió todas las competencias, menos asuntos exteriores, seguridad y política financiera a cambio de un subsidio que suponen 11.300 usa per capital.
Recuerdan al malo de Donald Trump? En Agosto de 2019 tuvo una ocurrencia; comprar Groenlandia. Y pidió a sus equipos que estudien esa “posibilidad”, Groenlandia dijo que esta abiertos a hacer negocios, pero no estan en venta. El ex embajador de EEUU en Dinamarca Rufus Giffotf dijo seriamente a la radio NPR que “acabó llorando de la risa”.
Algo similar ya lo había intentado el ex 33 presidente de los EEUU Harry S. Truman (1884 – 1972) cuando ofreció 100 millones en oro.

Leyendas y narraciones
Se usa inuit para designar a las personas ya que esquimales son solo para aquellos “que comen carne cruda”.
Sus orígenes (nos cuenta Arnaaluk) no están escritos, como lo hacen los hombres blancos, sino, que se contaban, y contaban muchas cosas, que han sido narradas una y otra vez por las ancianas, que no hablaban sin ton ni son, y todos creen sus palabras, «en la vejez no hay mentiras».

Hace mucho, mucho tiempo, cuando aún no existía la Tierra, cayó de lo alto; tierra, montañas y piedras, de arriba, del cielo; así apareció la Tierra.

Cuando apareció la Tierra, llegaron las personas. Cuentan que brotaron de ella unos niños muy pequeños, surgieron de la tierra; salieron entre unos arbustos de sauce, cubiertos de follaje, y quedaron entre las ramas, pataleando con los ojos cerrados; ni gatear sabían.
Su alimento lo sacaban de la tierra. Cuentan también de un hombre y de una mujer; pero… ¿cómo? Es misterioso. ¿Cuándo estuvieron juntos? ¿Cuándo crecieron? No lo sé. El caso es que la mujer cosió ropa de niño y echó a andar. Encontró a los pequeños, los vistió y los llevó a su casa. Así fue como hubo muchos seres humanos.
Cuando fueron numerosos, quisieron perros. Un hombre salió con una correa de perro en la mano (Hugo comenta, no puedo dejar de preguntarme cómo si no tenían perros, si tenia correa de perro???, en fin, continuo)
… y empezó a patear la tierra al grito de «¡Hoc! ¡Hoc, hoc!». En ese instante, empezaron a salir perros de montículos de tierra corriendo a todo correr; y se sacudieron bien, porque estaban llenos de arena.

Así fue como los hombres consiguieron perros.

Pero los hombres se multiplicaron; cada vez había más. No conocían la muerte hace mucho, mucho tiempo, y vivían muchos años; tantos que al final no podían andar, se quedaban ciegos y tenían que tumbarse.
Tampoco conocían el sol, vivían en la oscuridad; el día jamás clareaba.

Solamente había luz dentro de las casas; quemaban el agua en lámparas. En aquellos tiempos el agua ardía.

Pero los hombres, que no sabían morir, empezaron a ser tantos que colmaron la tierra; entonces el mar lo arrasó todo. Muchos se ahogaron y su número se redujo. Podemos ver huellas de esta gran inundación en las cumbres más altas, donde no es raro hallar moluscos.

Cuando ya había menos personas, dos ancianas empezaron a hablar de esta manera:
—¡Qué importa no tener día si así tampoco tenemos muerte! —decía una; se ve que eso de morirse le daba miedo.
—No —replicó la otra—, ¡queremos ambas cosas, la luz y la muerte! Y según pronunció esas palabras, así se hizo: llegó la luz y llegó la muerte.

Cuentan que cuando murió el primer ser humano cubrieron su cuerpo con piedras. Pero el muerto regresó, se ve que no sabía muy bien en qué consistía eso de morir. Asomó la cabeza y trató de subir, pero una anciana lo devolvió a su sitio de un empujón:
—¡Ya llevamos mucho peso y nuestros trineos son muy pequeños!
Se preparaban para ir de caza, de modo que el muerto tuvo que volver a su montón de piedras. Como los hombres ya tenían luz, podían salir a cazar y no tenían que seguir alimentándose de la tierra.

Y con la muerte llegaron el sol, la luna y las estrellas.
Pues cuando alguien muere, sube al cielo y empieza a brillar. Eso solían contar nuestros antepasados, que con sus relatos nos dieron sabiduría.

Desde hace un tiempo, es tristemente noticia la mortandad de miles y miles de peces, que ocurre por el desastre ecológico en el mar Menor, se sabe el motivo (ingreso de agua dulce de los regadíos con nutrientes y vertidos tóxicos sin tratar), una mezcla explosiva y criminal de la sobreexplotación turística, agrícola y urbanística.
Antes de contar la actuación de A. Bonet, comento la campaña para juntar 500.000 firmas para llevar al Parlamento.
https://www.scout.es/mar-menor/

El arq. Antoni Bonet y la Manga del Mar Menor

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-6.png

A mediados de los años 60, el arquitecto Antonio Bonet Castellana (1913 – 1989) realiza su primer obra en La Manga del Mar Menor, una propuesta de crecimiento flexible, en base a una trama hexagonal.
El conjunto “Hexagonal de 1965 se compone de una torre de 14 pisos y siete bloques de 3 alturas. Una estructura metálica vista permite elevar los bloques dando lugar a un área semidiáfana, con jardines, tiendas, cafeterías y espacios de sombra alrededor de la piscina y sus áreas verdes.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-7.png

Al no existir construcciones vecinas garantizó las vistas a ambos mares (Mar mediterráneo y Mar Menor interior) a todos los apartamentos. La fachada, revestida de cerámica vidriada, originalmente negra para la torre (ahora la han cambiado a verde) como siempre fueron los volúmenes bajos.
Su característica son las protecciones solares constituidas por persianas mallorquinas colocadas sobre las barandillas de las terrazas abatibles sobre un eje horizontal que dan unidad al conjunto.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-9.png

Otras obras ademas de conjunto hexagonal en la Manga son los bungalows Malaret, el club Náutico Dos Mares, el Museo Boyer Tresaco, que conviven con otros excelente edificios como el Hotel Galúa o los apartamentos Hacienda Dos mares de los arquitectos Corrales y Molezún.
Antonio Bonet tuvo estrecha relación con el arquitecto Josep Lluís Sert (1902 – 1983), el GATEPAC (Grupo de Artistas y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea), los congresos del CIAM, habiendo trabajado en el estudio de Le Corbusier.
En 1948 se exilia en Buenos Aires, se vinculó a los arq Ferrary Hardoy y Kurchan (silla BKF), fundando el Grupo Austral.
Es en el Uruguay donde desarrolla Punta Ballenas, “un bosque habitado, mas que un bosque urbanizado.

La Manga tuvo en su momento estrategias urbanísticas, como el Plan Bonet y el Plan Saler (de lÁlbufera) del arq. Julio Cano Lasso (1920 – 1996).
Ambos fueron desvirtuados y paralizados, afectando el frágil equilibrio de un territorio costero de un alto valor paisajístico.
La historia de La Manga, es la historia de la familia Maestre Aznar, especialmente la de Tomás Maestre Aznar con la adquisición de prácticamente todos los terrenos de la Manga, son los años 60, y se enfrenta a los terratenientes locales, estamos en la época de la arquitectura moderna, aunque el aislamiento del régimen franquista relantizó su difusión.
Años que se hablaba del “estilo relax”, y de la «ciudad lineal del ocio”.
Bonet que regresaba a su país (entre otros arquitectos que no se habían exiliado), experimentaron respuestas arquitectónicas con un lenguaje moderno y planteos originales, fueron impulsores del estilo internacional, una arquitectura al tiempo moderna y original; se puede mencionar a los arq. Fiscal, Coderch, Lamedla, Guardiola, García Solera, Saez de Oiza…


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-5.png

Deseo recordar el libro que de la obra completa del arquitecto Antonio Bonet editamos con el sello Espacio Editora, su título “ BONET» (con Silvia Wladimirski y Guillermo Kliczkowski) cuyos autores fueron Ernesto D. Katzenstein (1932 – 1995), que tenia en su poder el archivo de Bonet en Buenos Aires, y Gustavo Natanson y Hugo Schwartzman que vivían en Barcelona.
Mientras hacíamos el libro, en uno de mis viajes llamé a Antonio para saludarlo y me invitó a almorzar a la sede de la cooperativa de arquitectos “Jordi Capell”, y sede también del Colegio de Arquitectos de Cataluña.


Le habían dado una parte de lo que seria la Villa Olímpica de Barcelona, hizo poner una mesa en el descanso de la escalera de acceso, y el almuerzo se transformó en un saludo permanente de sus amigos y admiradores.
En ese almuerzo le presenté a un arquitecto argentino que estaba tratando de instalarse en Barcelona con su familia, al que lo incorporó a su equipo, al poco tiempo Bonet falleció y Oriol Bohigas decidió que sea ese equipo argentino el que continuara las obras en ejecución.
Tuve otros contactos con Bonet, como una invitación a cenar a su casa en Buenos Aires, ponía varias mesas de a 4 personas e iba de mesa en mesa charlando, en cada mesa había arquitectos y arquitectas que forman parte de lo mas sobresaliente en la profesión.

El faro de Cabo de palos

Está construido donde en su día existió una antigua torre vigía de 1578 de forma hexagonal y estilo renacentista.


En su base existía una escuela de “torreros”, y vivienda del farero.
Comenzó a funcionar a comienzos de 1865, sobre proyecto de Leonardo de Tejada y Evaristo de Churruca (1841 – 1917) un ingeniero emparentado con el famoso marino Cosme Damián Churruca, héroe de la batalla de Trafalgar.
El faro tiene un diseño austero de sillería de piedra traída del paraje de Sabinar, declarado Bien de Interés Cultural desde Julio de 2002, es uno de los edificios neoclásicos mas interesantes de Murcia.

Mide 51 metros, desde él hay una visión panorámica de 360 grados, desde donde se puede ver la Manga del Mar Menor, las reservas marinas de Islas Hormigas e Isla Grossa.

Su base es un prisma de 20 metros de lado y 2 plantas, con muros de 65 cm de ancho en el zócalo, 60 cm en el primer piso y 50 cm en el segundo piso, en su centro sobre un pedestal de base octogonal se eleva una torre de columna de orden Toscano, que finaliza en un torreón cilíndrico acristalado, donde se encuentra la linterna.

En lo alto del fuste hay unos vanos de arco de medio punto que sirven de iluminación y en su momento de ventilación ya que la iluminación original era a gas.
Recorrí el promontorio de la Siera Costera (donde se construyó), que es la parte mas rocosa del pueblo pesquero y turístico. En el año 2018 se realizó un paso costero que llega a Cala Reona, pasando por todas las playas y calas, lugares increíbles para hacer snorkel y buceo, ya que es uno de los fondos marinos mejor conservados del mundo, formado por la Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas. Este espacio natural submarino de 19 km2 esta protegido desde 1995.
Tiene una gran variedad biológica de especies vegetales y animales, con colonias de corales y praderas de “posidonia”, quienes se ocupan de proteger el fondo marino.
Antes de llegar al Faro recorrí acantilados, playas y calas como la Cala Túnez, Cala la Galera y Cala del Pato y luego la Playa de Cala Fría, Cala de la Escalerilla, Cala Roja, Cala del Muerto, Cala Mayor, Cala de las Malvas, todo lo hice por el llamado Paseo del Acantilado, finalmente llegue al puerto.
Me esperaban calmares, chopitos, navajas, chipirones y ensaladilla.

Publicado por

hugoklico

Arquitecto. Argentino/Español. editor. distribuidor de libros ilustrados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.